Mostrando entradas con la etiqueta Remedios para la migraña: medicamentos.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Remedios para la migraña: medicamentos.. Mostrar todas las entradas

Ergotamina, Cafergot o Hemicraneal.

Muchos de los dolores de cabeza, cefaleas, jaquecas o migrañas son consecuencia de una vasodilatación de los vasos sanguíneos. Una vasodilatación que, aunque no ha sido comprobado feacientmente las causas que lo originan, se sabe relacionado con problemas de alergias, problemas alimenticios ( lactosa, histamina, o celíacos) o problemas hormonales, menstruales, problemas de estrés, falta de sueño, etc...


Actualmente existen medicamentos que parece ser esta dando buenos resultados. Unos medicamentos que contienen un principio activo con la capacidad de contraer los vasos sanguíneos, contrarrestando así el origen de gran parte de cefaléas.  Este vasoconstrictor recibe el nombre de Ergotamina, un compuesto que podemos encontrar en algunos medicamentos con marca comercial como el Cafergot o Hemicraneal. Algunos de estos medicamentos tienen un añadido de cafeína que lo que hace es ayudar a nuestro organismo a que absorva más y mejor la Ergotamina.


Este es un medicamento que debe ser recetado y supervisado por el médico, en ningún caso debe tomarse sin el consentimiento de un experto ya que al ser un vasoconstrictor es incompatible con algunas situaciones. Y una sobredosis de este medicamento puede traer problemas más graves.

Medicamentos para la migraña.

Para las crisis leves-moderadas los fármacos analgésicos más apropiados son:

— Paracetamol (1.000 mg VO).

— Los antiinflamatorios no esteroideos (AINES):

— Aspirina (500 – 1.000 mg VO).
— Naproxeno sódico (500 – 1.000 mg VO o VR).
— Ibuprofeno (600 – 1.200 mg VO).
— Ketorolaco (10 mg VO o 30 mg IV-IM).
— Dexketoprofeno (25 – 50 mg VO).

Diclofenaco sódico (50 – 100 mg VO o VR).
Y para los síntomas vegetativos asociados se recomiendan los siguientes:
— Domperidona (10 – 30 mg VO).
— Metoclopramida (10 mg VO-IV-IM).


— Agonistas 5-HT 1B/D. Son el grupo denominado triptanes y actúan sobre los receptores 5-HT 1B/1D de los vasos intracraneales y terminaciones nerviosas craneales. Son efectivos tanto como analgésicos como para eliminar el componente vegetativo. Ejercen su acción en cualquier momento de la crisis de cefalea
— Sumatriptán VO 50 mg.
— Sumatriptán Nasal 20 mg.
— Sumatriptán subcutáneo 6 mg.
— Zolmitriptán.
— Naratriptán.
— Rizatriptán.

— Tratarato de ergotamina. También actúa sobre los receptores 5-HT. Cada vez más en desuso.

— Betabloqueantes. Están particularmente indicados cuando asocian enfermedades como HTA, temblor, hipertiroidismo y ansiedad. No se deben dar en pacientes con asma, insuficiencia cardíaca, bradicardia ni bloqueos cardíacos de 2º-3º.

— Propanolol, en dosis de 40–160 mg./día en 2 ó 3 tomas.
— Atenolol, administrando 50–100 mg./día.
— Otros como nadolol y metoprolol.

— Calcioantagonistas. No se deben administrar en pacientes con insuficiencia cardíaca, HTA, arritmias ni insuficiencia hepática o renal.

— Flunaricina, 2,5 mg., 1 ó 2 comprimidos en la cena.
— Nicardipino, en dosis de 40–60 mg./día en dos dosis.
— Otros como nimodipino, verapamilo o diltiacem.

— Antidepresivos tricíclicos. Son un grupo de fármacos de segunda línea. Están especialmente indicados en pacientes con componente ansioso-depresivo asociado.

— Amitriptilina, en una sola dosis nocturna con una pauta ascendente hasta llegar a los 10–75 mg./día.
— Imipramina, del mismo modo oscilando las dosis entre 25–75 mg./día.

— Antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina. También son fármacos de segunda línea, pero suelen ser mejor tolerados que los tricicíclicos.

— Sertralina, 50 mg./día.
— Paroxetina, 20 mg./día.

— Antiserotoninérgicos. Son fármacos de tercera línea, debido a sus efectos secundarios.

— Metisergida. Ejerce su acción sobre los receptores 5-HT2 y 5-HT 1C de forma antagonista. Las dosis empleadas son de 2–6 mg./día. Se debe suspender si después de 3 semanas no se ha observado mejoría. Si es eficaz se administrará durante 6 meses, siendo preciso suspenderlo durante 3 semanas antes de iniciar un nuevo ciclo. Es un potente vasoconstrictor, por lo que está contraindicado en pacientes con enfermedad arterioesclerótica, EPOC, HTA, insuficiencia cardíaca, renal o hepática. El efecto adverso más temido, aunque excepcional, es la fibrosis retroperitoneal.
— Pizotifeno. Se administran dosis de 25 –75 mg./día. Actúa de manera agonista sobre los receptores 5-HT 1B/1D y 5-HT 1A.
— Ciproheptadina. Su mecanismo de acción es similar al de la metisergida y además tiene actividad antihistamínica. La dosis es de 4 mg./6–12 horas. Su uso está más extendido en la población infantil.

— Ácido valproico. Su utilización está poco extendida, siendo un fármaco de segunda línea. Se ha visto que es más efectivo en los casos de migraña intensa, pero es poco eficaz en los casos leves-moderados. La dosis es de 400–1.500 mg./día repartidos en 2 ó 3 tomas.
— AINES. Son útiles en el tratamiento sintomático y como profiláctico. Se puede utilizar cualquiera de los expuestos con anterioridad, pero el más usado es el naproxeno en dosis de 500–1.000 mg./día. No se deben asociar con fenacetina ni paracetamol, debido al peligro de aparición de nefropatía por analgésicos