Mostrando entradas con la etiqueta Estrés y migraña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Estrés y migraña. Mostrar todas las entradas

COMPRESAS DE LAVANDA O ESPLIEGO.


La Lavanda o Espliego es una planta con propiedades calmantes y sedantes. Todo en ella nos puede relajar, desde su aroma, hasta sus aceites esenciales e, incluso el mismo color. Si os fijáis en el color del blog, es el más parecido al color Lavanda, al de sus flores, y esto se ha hecho porque se ha demostrado que este color ayuda a relajarse.

Está claro que los dolores de cabeza, ya sea tensionales, jaquecas o migrañas; tienen en muchos casos el factor del estrés y de los nervios como desencadenante común. Así que utilizando la Lavanda, podremos aliviar las cefaleas de una forma eficaz.

Aunque podemos tomar una infusión de Lavanda, también podemos aplicar esta planta con compresas humedecidas. 

Ingredientes:
10 gotas de aceite esencial de espliego
1 vaso de agua
Palangana
Pañuelo o toallita.

Preparación:
Debemos mezclar el agua con el aceite de espliego dentro de la palangana. Mojamos la toallita o pañuelo y lo escurrimos.

Uso:
Nos lo colocamos en la frente si que gotee y con los ojos cerrados. Si nos ponemos tumbados y en un lugar tranquilo sentiremos como nos va apaciguando la tensión. 

RELAJACIÓN Y DOLOR DE CABEZA TENSIONAL.


El ritmo de vida que llevamos es estresante en sí. Desde pequeños nos atosigan con exámenes, con pruebas, con problemas que debemos resolver, etc, etc, etc... Con los años, este sentimiento de "no poder parar" se interioriza e incluso en las temporadas que estamos de vacaciones encontramos difícil relajarnos porque ya nos hemos acostumbrado a este estrés crónico. Dado que aunque tengamos tiempo, nos cuesta relajarnos, lo ideal es practicar la relajación. La relajación es un arte y como todo arte se debe practicar para llegar a dominarla.

¿Por qué digo esto? 

Tenemos que tener en cuenta, que los dolores de cabeza tienen un significado. Detrás de falta de hidratación, deficiencia nutritiva, problema de tiroides, de alergias a medicamentos o alimentos, estrés, etc... cuando tenemos un dolor de cabeza, nuestro cuerpo nos está diciendo... para!

Cuando tenemos un dolor de cabeza nuestro cuerpo quiere que nos detengamos, pero no solo físicamente, sino también mentalmente. Cuando nos duele la cabeza, incluso nos cuesta pensar. Pero no es necesario llegar hasta el punto que nos tenga que doler la cabeza para detenernos, para parar ese impulso que nos espolea a hacer cosas, planear y no parar. Para evitar el dolor de cabeza, es esencial practicar la relajación. Por supuesto que nos costará. No porque sea difícil, sino porque estamos tan acostumbrados a la actividad productiva que no hacer nada lo interpretamos como una pérdida de tiempo. Pero piensa que si no paras tú, de vez en cuando, el dolor de cabeza lo hará de forma molesta.

Antes de dormir es ideal relajarse, y por eso os voy a poner un enlace con una de las mejores relajaciones guiadas que he tenido el placer de conocer. Es una técnica de relajación realizada por el Doctor Escudero... PINCHA AQUÍ.

Cuando ya dominéis la relajación podéis practicar dos veces al día la relajación, aunque sea sentado y bastará con 10 minutos.

LA IMPORTANCIA DEL MAGNESIO.

Podemos encontrar magnesio en alimentos como la soja,dátiles, judías, arroz integral, perejil, cacao, almendras, chocolate, avellanas, nueces, germen de trigo... y algunos más. Y si tienes migrañas y otro tipo de cefaleas, es conveniente que incluyas algunos alimentos ricos en magnesio en tus dietas.

Cada vez son más los neurólogos que recetan magnesio como un remedio más suaves que otros tratamientos y a la vez más efectivo, para tratar problemas de recurrentes dolores de cabeza, tensionales, migrañas, jaquecas, etc.. un remedio que no tiene efectos secundarios.

El magnesio es un potente relajante muscular y ayuda a que desaparezcan los espasmos musculares, además tiene un importante papel en el tratamiento de la ansiedad, nerviosismo y la depresión. Por otra parte contribuye a inhibir la agregación de plaquetas mejorando el flujo sanguíneo. Todo esto sirve para evitar las migrañas.

Además, existen suplementos en forma de medicamentos (polvos, pastillas o pastillas efervescentes) que puedes adquirir sin receta. Eso sí, conviene consultarlo con el farmacéutico y leer bien el prospecto para saber las dosis y las horas que tienen que pasar para tomarlas.

La personalidad migrañosa.

Este término fue Harold Wolf hace ya 80 años. Se refería a la personalidad de un individuo ansioso, ambicioso, nervioso e inflexible. Y aunque con el tiempo esta definición ha sido modificada y/o mejorada, en la época de Harold, ya se descubrió que existe una relación entre personas con cierto grado de estrés y la migraña.

A poco que uno haga memoria, se dará cuenta que después de una situación de estrés (familiar, laboral, económica, etc..) precipitan dolores de cabeza. El estado de ánimo influye directamente sobre la química de nuestro cuerpo y sobre la presión arterial y, así es fácil que aparezcan cefaleas. Luego, la cefalea también produce estrés, y al final se produce un bucle que se retroalimenta: el estrés produce dolor de cabeza y el dolor de cabeza produce más estrés.

Hay otro punto que hay que mencionar. En relación a nuestro estado de ánimo, no únicamente el estrés psicológico produce cefaleas. En muchos casos, las personas que sufren ansiedad, depresión o algún tipo de neurosis, echan mano a medicamentos, automedicándose y produciendo un abuso de estos. Pues se ha comprobado que el abuso de medicamentos como analgésicos, ansiolíticos y depresivos, pueden ser causantes también de los dolores de cabeza. Por eso, en cualquier caso, ha de haber un seguimiento médico sobre las medicinas a tomar.

Sufres dolores de cabeza por estrés???? ENLACE.

Dormir bien o dolor de cabeza

Muchas veces los dolores de cabeza tensionales aparecen después de todo un día con mucho trabajo, tensión o estrés . Pero no siempre es así, alguna veces uno se levanta por la mañana ya con dolor de cabeza.

Este tipo de cefalea (dolor de cabeza tensional) se puede producir mientras dormimos, normalmente porque durante las horas de sueño no descansamos como lo debemos hacer. Existen varios factores que repercuten en la calidad del sueño. Entre ellos los más comunes son:

1º- La habitación fría hace que contraigamos los músculos de cuello y trapecio, para evitarlo debe simplemente mantenga la cabeza caliente con un gorro o mire de subir la temperatura de la habittación.

2º- Una mala posición use una almohada diferente o cambie las posiciones al dormir.

3º- Si esta leyendo en la cama puede colocarse en una postura incomoda y que aumenta la presión sobre el cuello. Adopte una buena postura al leer, trabajar o realizar otras actividades.

4º- A veces la tensión no se produce en la cama, a veces la tensión la llevamos acumulada de todo el día, por ejemplo si trabajamos con el ordenador o en espacios cerrados. Masajearte antes de acostarse te ayudará a aliviar la tensión.

5º-Una comilona o mala digestión también puede producir que no se descanse bien y despertemos con dolor de cabeza.

Duerma y descanse bastante.
-

El estrés.


El estrés ya sea por el trabajo, o por otras situaciones de la vida, es la principal causa de origen de dolor de cabeza. Según los tipos de cefaleas:

El estrés y dolor de cabeza tensiónales:
Cuando se produce estrés, ansiedad o miedo, se producen contracciones en ciertos músculos relacionados: como los del cuello, cuero cabelludo o los maxilares. El efecto es similar al mantener una mala postura durante mucho tiempo.
Para evitar las cefaleas se puede evitar las situaciones de estrés, realizar ejercicios de estiramientos o relajación o un buen masaje, antiinflamatorios o relajantes musculares funconan bien cuando alguien no puede relajarse.

El estrés y las migrañas:
Al igual que los dolores de cabeza tensiónales, en relación a las migrañas , el estrés se considera otro desencadenante de los episodios de migraña. El estrés afecta de una manera similar a la migraña como la realización de ejercicio o mucho calor. Produciendo la vasoconstricción de las conducciones sanguíneas. Como ya se dijo en otro artículo, la forma de vida actual ha producido que el porcentaje de personas que sufren migrañas aumente un 200%.

El estrés y las cefaleas de racimo o Horton.
También el estrés puede desencadenar episodios de dolores conocidos como cefaleas de racimo. Similar a la migraña , el estrés produce la contracción de los vasos sanguíneos responsables de esto dolores. Se recomienda ejercicios moderados.