Mostrando entradas con la etiqueta Cefaleas durante el embarazo.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cefaleas durante el embarazo.. Mostrar todas las entradas

Cefaleas durante el embarazo.

Durante el embarazo es normal que aparezcan cefaleas o dolores de cabeza. Normalmente aparece durante el primer trimestre que es cuando en el cuerpo de la embarazada se ocasionan desajustes hormonales que afectan a la mujer. Puede aparecer en una mujer que nunca lo padeció o bien como exacerbación de un síntoma ya presente fuera del embarazo.

• Cambios hormonales
Los niveles de estrógeno y progesterona se incrementan durante el embarazo. Sobre todo el incremento de estrógenos conduce a una congestión sanguínea y vasodilatación que frecuentemente exacerba una cefalea preexistente.

• Cambios metabólicos
Durante los primeros meses es frecuente una disminución de la glucosa sanguínea que induce una disminución de la tensión arterial acompañada de mareos y cefalea

• Cambios hemodinámicos
La hipotensión y la vasodilatación sanguínea conducen a la cefalea.

Algunos consejos:

• Evita la hipoglucemia
Come frecuentemente cada 2 a 3 horas evitando las comilonas.

• Evita el desgaste energético exagerado
Realiza actividades físicas no extenuantes.

• Mejora la circulación sanguínea
Puedes hacerlo evitando las estancias prolongadas de pie o el dormir boca arriba. Realizando paseos moderados.

Si experimentas en episodio de cefalea puedes seguir estos consejos para aliviarla:

• Reposo
Recuéstate a oscuras en decúbito lateral izquierdo.

• Paños fríos
Coloca paños fríos sobre la frente.

• Masajes
Masajea el entrecejo y las sienes efectuando leves compresiones sostenidas con los dedos índices.

• Azúcar
Consume alimentos azucarados.

Si a pesar de realizar todo lo antedicho el síntoma no mejora, se puede utilizar paracetamol cada 6 a 8 hs. Aquellas mujeres con antecedentes de cefalea o migraña fuera del embarazo, deberían consultar con el especialista (neurólogo o clínico) para establecer conjuntamente con el obstetra la terapéutica más apropiada. Debes evitar el consumo de medicamentos como la aspirina y cualquier otro analgésico que contenga ergotamina.