Tiroides y dolor de cabeza.

Las tiroides son glándulas endocrina que se encuentran situadas en la tráquea debajo de lamanzana de Adam. Regula el metabolismo, el sueño, la energía y la temperatura del cuerpo. Esta glándula debe funcionar correctamente y si por algún problema funciona mal, puede traer consecuencias nada saludables, entre ellas, fuertes dolores de cabeza.

Los dos problemas de las tiroides son:

Hipotiroidismo- Es la bajada de las funciones de las tiroides, por eso también se reduce la velocidad del metabolismo. El hipotiroidismo trae consigo consecuencias como: estreñimiento, depresión, cansancio continuo, dificultad para bajar de peso, alto colesterol, caída del pelo, pérdida de interés en el sexo, frío en las extremidades (manos o pies), piel reseca, retención de líquidos, infecciones recurrentes, problemas digestivos y otros síntomas adicionales.

Hipertiroidismo- En este caso las funciones de las tiroides se ven aumentadas y la velocidad el metabolismo también. Esto produce aumento en la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea, ritmo cardíaco irregular, extrema sudoración, temblores, nerviosismo, ansiedad, insomnio, aumento del apetito y pérdida de peso. Las personas mayores que sufren hipertiroidismo experimentan debilidad, somnolencia, confusión, abatimiento y depresión. Otros síntomas externos y visibles de hipertiroidismo son los ojos saltones y el bocio, que aparece por el aumento de tamaño de la glándula tiroides.

En fin, bien porque aumenta la presión sanguínea (hiper) o por la mala circulación sanguínea (hipo) , los problemas de tiroides producen en muchos casos dolores de cabeza. Y esto hay que tenerlo en cuenta ya que se estima que un 40% de las mujeres sufren problemas de tiroides.

Por otro lado, se dan casos en que los efectos secundarios de los medicamentos también pueden producir dolores de cabeza muy fuertes, en estos casos debe ser comunicado al médico para ver si puede cambiar la medicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada